Monumento Natural del Barranco del Draguillo en Gran canaria

Monumento Natural del Barranco del Draguillo

   Características generales: constituye una unidad geomorfológica bien definida, con conos volcánicos alineados, paredes escarpadas y procesos erosivos evidentes que han ido encajonando el barranco con el paso del tiempo. En sus laderas se refugian muestras de ecosistemas naturales y flora autóctona, con abundantes endemismos canarios y macaronésicos. En conjunto, el Barranco del Draguillo conforma un paisaje de gran belleza, donde confluyen elementos de gran valor natural con elementos de interés cultural por albergar una muestra de asentamientos aborigen, siendo muy comunes las cuevas de habitación y de enterramiento. La vegetación potencial corresponde casi exclusivamente al dominio del bosque termófilo, salvo en sus cotas más bajas que corresponde al piso basal. La vegetación actual está formada en su mayor parte por matorral de sustitución dominado por tabaiba amarga, vinagrera, tajinaste blanco, verode y aulaga. Existe una formación de acebuchal-palmeral en la cabecera. En las zonas más bajas aparecen cardonales y tabaibales de Euphorbia balsamifera en buen estado de conservación.

   Declaración: este espacio fue declarado por Decreto 18/2003, de 10 de febrero (publicado en BOC 2003/038, de 25 de febrero).

   Otras protecciones: el monumento es por definición área de sensibilidad ecológica, a efectos de lo indicado en la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención de Impacto Ecológico.

Relación con otros espacios: ninguna.

Municipios: Telde e Ingenio

Superficie: 234,5 hectáreas

Población: ninguna.